Como homenaje al Día del Libro, he decidido enumerar mis libros favoritos de todos los tiempos, los que siempre repito porque no me canso de ellos, en una lista corta que incluye obras de distintos géneros. ¿Quieres saber cuáles son? Sigue leyendo…


Esta semana es la antesala de mi cumpleaños y he estado ocupada atendiendo otras cosas, como las reflexiones que acompaña llegar a los treinta o cuántos mojitos podré tomarme antes de hacer el ridículo (porque hay habilidades que se pierden con el tiempo).

Por eso no habrá una publicación nueva como la que usualmente hago, donde comparto mi experiencia sobre libros o escritura. Sin embargo, como no les quiero dejar sin cosas interesantes que leer y porque el sábado es el Día del Libro (¿mencioné que también es mi cumpleaños ese día?), he decidido hablarles sobre mis libros favoritos de todos los tiempos. Esos que puedes leer muchas veces y jamás dejar de sorprenderte con su historia; de hecho, siempre le consigues detalles nuevos, quizá porque tu visión de la vida ha cambiado o porque antes no podías relacionarte con lo narrado y ahora sí.

Pueden echarle un vistazo a mi carpeta de Goodreads para conocer los libros que, hasta ahora, puedo catalogar como mis favoritos. No tengo demasiados porque soy un poco exigente con las historias, pero puedo destacar cinco que representan bien la variedad que me gusta leer y que están en el tope de mi lista:

UNO. La Casa de los Espíritus, por Isabel Allende

La casa espíritus portada
El realismo mágico

Este es mi libro favorito por excelencia. No sé cuántas veces lo he leído, pero siempre que pasa el tiempo siento la necesidad de hacerlo una vez más. Lo que más disfruto de la historia es la fortaleza que cada personaje femenino tiene, cómo su lucha varía según la época y las circunstancias en las que ha crecido, y cuán diferentes podemos ser aun cuando hemos crecido juntos. Es una obra llena de símbolos, con un ritmo natural que te hace viajar por cuatro generaciones casi sin percatarte, y con un hombre que es testigo de todo, fungiendo casi como el hilo conductor de la historia. Además, su mezcla de realismo y “magia” hacen que percibas diferente los acontecimientos de la vida, y como latinoamericana puedo afirmar que, a veces, nosotros vemos la realidad de esa manera, como si fuera tan dura que necesitamos tintarla con elementos esotéricos o fantásticos. En esta obra se unen el amor, la política, los espíritus, el dinero, el avance del tiempo, la edad, los valores, la crianza y las prioridades, lo que permite relacionarse con sus personajes y situaciones con facilidad e imbuirte en su trama casi sin percatarte de ello.

DOS. La trilogía de Los Juegos del Hambre, por Suzanne Collins

Juegos del Hambre Portada
La lucha distópica

Me llevó mucho tiempo convencerme para leer esta trilogía, porque soy un poco escéptica a los best sellers que se vuelven un boom comercial (ya saben, del tipo que todos hablan y recomiendan, al que le van a sacar película y tiene ya hasta ediciones especiales a la venta). Sin embargo, me alegra haber sucumbido a la presión, porque esta historia fue un descubrimiento. No sé si es porque se trata de mi primera historia distópica, o a las conexiones inconscientes que hacía entre la realidad política y social de Panem y los Distritos con las que suceden en mi país, pero esta saga tuvo un fuerte impacto en mí. Me sorprendí con la dureza de sus situaciones, la crueldad con la que se plantean los juegos del hambre (¡se trata de niños!) para el disfrute y control de la población, y la sensación de impotencia que se puede respirar en cada página… hasta que llega el inminente caos. He tenido la oportunidad de leer varios libros de este estilo y ninguno logra impactarme de la forma en que lo hizo este libro, por su trama llena de conflictos, donde la moral y los valores pugnan constantemente porque se trata de sobrevivir o vencer. Para mí, Los Juegos del Hambre suponen un hito en su género, y será difícil que otra historia distópica le supere en originalidad.

TRES. Orgullo y Prejuicio, por Jane Austen

Orgullo y Prejuicio Portada
El romance

Amor puro y duro en una época donde las mujeres eran criadas para casarse y ser esposas modelos, preferiblemente con un hombre que tuviese dotes (económicos, por supuesto). Mujeres a quienes se les enseñaban las artes y las formas, pero donde no era bien visto que tuvieran inteligencia, capacidad crítica o amor por la lectura. Una mujer que pensara era considerada una maleducada rebelde, y la convertían en paria o en el tema favorito de conversaciones fútiles. Y en ese caldo de cultivo, Jane Austen escribe historias románticas de mujeres inteligentes (pero con escasos recursos económicos, esto es un elemento que se repite en sus obras) que, aun cuando podrían no ser un buen partido para los hombres, terminan siendo amadas por quienes saben apreciar sus luces más allá de su aspecto o sus limitaciones de dinero. Esta es una historia preciosa, que resalta el amor inteligente, el que conecta a las personas a niveles más profundos de lo que ven los ojos, que defiende el rol de la mujer como compañera y no como “adorno” y que desafía los estándares sociales de la época. Con numerosos seriados en televisión, adaptaciones cinematográficas y ediciones, es una obra por excelencia para quienes disfrutan del romance.

CUATRO. El Símbolo Perdido, por Dan Brown

Símbolo Perdido Portada
La acción con cultura

Si alguna vez me han pedido una recomendación de libro y no están muy claros sobre cuál género les gusta leer (o si apenas quieren agarrar el hábito de la lectura) sabrán que ésta es la primera opción que les doy. El Símbolo Perdido es una historia dinámica, sumamente interesante y que mantiene la intriga y la acción de principio a fin. Desde sus primeras palabras ya te ha enganchado, y cuesta mucho hacer pausas en la lectura porque necesitas saber qué ocurrirá después. Dan Brown sabe mezclar elementos históricos como lo relacionado a los masones con un tratamiento curioso de la simbología que, sea cierto o no, te hace pensar sobre las cosas del mundo de forma distinta. Además, sus libros son prácticamente una guía turística que te permite viajar por un (o varios) país(es) a través de su cultura, con lo cual no sólo estás leyendo una trama de intriga sino aprendiendo sobre arte (porque, ¿quién no ha googleado alguna de las obras que referencia Brown en sus historias?).

CINCO. La Saga de Harry Potter, por J.K. Rowling

Harry Potter 6
La fantasía (y la portada del mejor, para mí, de la saga)

Existen muchas historias de fantasía en el mundo de la literatura, y decidir cuáles son mejores que otras dependerá en gran medida del gusto de cada quien. Pero nadie puede negar que Harry Potter, al igual que dije anteriormente con Los Juegos del Hambre y quizá con mayor razón, ha marcado un antes y un después en la vida de muchísimas personas. Quienes no conocían el género o no les gustaba terminaron siendo doblegados por este mago y su mundo fantástico. Incluso existe una generación que le debe muchos de sus sueños y su imaginación a esta historia (como yo, que ya era grandecita para cuando leí el primer libro y aun así no creo que pueda superarlo jamás). Sí, es cierto, J.K. Rowling tomó numerosos elementos de otras historias fantásticas, principalmente de El Señor de los Anillos (J.R.R.Tolkien), y los adaptó a su obra, pero eso no le quita mérito a su creación. Esta historia narrada en siete tomos es una obra impecable, que madura junto a sus personajes y pasa de ser una historia para niños a todo un entramado de intrigas, maldad y realidad para personas más adultas. Quienes crecimos con ella, quienes nos apuntamos en listas de espera para la publicación de sus libros y fuimos a los estrenos de sus películas, consideramos que Harry Potter forma parte de nuestra vida, porque construimos recuerdos alrededor de la obra. Y siempre sentiremos, con mucho pesar, que siete libros nunca serán suficientes (aunque esperemos ansiosos el libro basado en la nueva obra de teatro de la autora, Harry Potter and the Cursed Child; ojalá no nos decepcione).

Por supuesto, estos no son todos los libros que considero mis favoritos, pero sí es una lista representativa que incluye distintos géneros porque como ven me gusta leer de casi todo. Y por estar aquí se los recomiendo con los ojos cerrados 😉

Disfruten del Día del Libro y de la primavera, y díganme ¿cuáles son sus libros favoritos? ¿Han leído alguno de los que menciono aquí?

«El que lee mucho y anda mucho, ve mucho y sabe mucho». Miguel de Cervantes.
Anuncios