La obra de Harper Lee, «Matar a un Ruiseñor», es un libro que nos aporta enseñanzas importante para la vida en la medida que sus personajes, en especial la protagonista Jean Louise, crece y comprende cómo funciona el mundo de los adultos. He aquí una lista de ellas.


Mientras viajas a través de la trama de «Matar a un Ruiseñor» sientes la evolución y el cambio que experimenta Jean Louise, la pequeña protagonista de la historia y encargada de contarnos todo lo que sucede en Maycomb, su pueblo natal, en la medida que intenta comprender los eventos que suceden en el mundo de los adultos. Así, somos testigos de cómo su mundo se ve afectado cuando su padre, Atticus Finch, decide defender a un hombre negro acusado de violar a una chica blanca, y cuáles son las consecuencias para ellos por haber cuestionado el status quo y haber sacado a la luz los prejuicios y las diferencias sociales existentes en un pueblo donde todos se conocen.

Y es justamente este personaje, Atticus, quien más nos enseña. A la vez que educa a sus hijos, nos hace reflexionar a nosotros con sus palabras. Con su personalidad serena y objetiva intenta inculcarle a sus hijos la tolerancia, la inclusión y la igualdad, valores que para el momento de la historia (alrededor de 1935) rompen los paradigmas de la sociedad y los convierten en el objetivo de los radicales.

La calidad de algunas frases escritas por Harper Lee en su libro es tal que merecen ser extraídas y destacadas por ellas mismas. Esta es la lista de las mejores frases que podrán encontrar en «Matar a un Ruiseñor»:

  • «Existen algunas clases de hombres que están tan ocupados preocupándose por el siguiente mundo que nunca han aprendido a vivir en éste».
  • «Las personas en su sano juicio nunca se enorgullecen de sus talentos».
  • «La única cosa que no se rige por la regla de la mayoría es la consciencia de una persona».
  • «Nunca es un insulto llamarse lo que alguien piensa que es un mal nombre. Eso sólo te demuestra lo pobre que es esa persona, y no te lastima».
  • «Llora por el infierno que unas personas le dan a otras sin siquiera pensarlo. Llora por el infierno que los blancos le da a la de color sin siquiera detenerse a pensar que ellos también son personas».
  • «El único lugar donde un hombre debería recibir un trato equitativo es en los juzgados, sea de cualquier color del arcoiris, pero las personas tienen una forma de llevar sus resentimientos directamente a la tribuna del jurado».
  • «Servir como jurado obliga a un hombre a tomar una decisión y a declararse por algo. A los hombres no les gusta hacer eso. A veces es desagradable».
  • «Nunca conoces realmente a un hombre hasta que no has llevado sus zapatos y has caminado con ellos».
  • «Los ruiseñores no hacen otra cosa que crear música para que la disfrutemos. No se comen los jardines de la gente, no hacen nidos en los graneros, no hacen otra cosa que cantar su corazón para nosotros. Es por eso que es un pecado matar a un ruiseñor».
  • «Uno es valiente cuando, sabiendo que la batalla está perdida de antemano, lo intenta a pesar de todo y lucha hasta el final pase lo que pase».
  • «Si consigues aprender una sola cosa te llevarás mucho mejor con tus semejantes, nunca llegarás a comprender a una persona hasta que no veas las cosas desde su punto de vista».

¿Cuál ha sido tu frase (o frases) favoritas? Y si has leído el libro, ¿agregarías alguna otra cita? Dímelo en los comentarios abajo 😉


Si te ha gustado, no olvides comentarlo y compartirlo en tus redes sociales.

Anuncios